Oración de hoy

Carta de María:

Era una mañana preciosa. Como todos los días, nada más levantarme, daba gracias a Dios por el nuevo día que me regalaba; le pedía que me ayudase a hacer bien las cosas y a hacer felices a los que estaban conmigo. Pero esa mañana fue muy especial.

Estaba en silencio pensando en Dios y de pronto oí una voz. Me di la vuelta y mis ojos se agrandaron por la sorpresa. Allí, junto a la puerta, ¡había un ángel rodeado de luz! Y me dijo: “Hola, María, te traigo buenas noticias. Dios te quiere mucho y le gustaría estar siempre contigo. Vas a tener un niño. Se llamará Jesús y será el hijo de Dios.”

Yo no entendía nada, me asusté y le dije que ¿cómo podía ser eso? Entonces el ángel me dijo: “No te preocupes”. Cerré los ojos, lo pensé y le dije al ángel: “Acepto, me fío de ti y de Dios. Seré feliz haciendo lo que Dios quiera”. Entonces el ángel se marchó.

María dijo “si” a Dios; ¿en qué podemos nosotros decir sí a Dios?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s